La popularidad de la copa menstrual como alternativa a los tampones y a las compresas ha ido creciendo en los últimos años.

En esencia, la copa menstrual o copa vaginal, es una campana o copa de silicona médica que se introduce en la vagina, del mismo modo que un tampón, adaptándose a la forma de las paredes vaginales y a los movimientos que realices.

Durante la menstruación, el fluido se queda alojado en la copa. Luego, puedes retirarla, limpiarla y volverla a utilizar cuantas veces desees.

De este modo, jamás volverás a comprar tampones ni compresas, con el ahorro económico y en residuos que eso conlleva.

Si has llegado aquí para saber más sobre la copa menstrual, estás en el sitio correcto. Comencemos.

 

Ventajas de la copa menstrual

 

Es mucho más barata

 

La copa menstrual es más barata a largo plazo que las compresas o tampones.

Una copa menstrual cuesta, dependiendo la marca y el lugar donde lo compres alrededor de 32€, y te puede durar hasta 15 años.

Una caja de 16 tampones de una marca de calidad cuesta 6€.

No es necesario hacer muchas cuentas para ver la rentabilidad de la copa menstrual.

 

Es una opción ecológica

 

El uso de una sola copa menstrual ahorra 170 kilogramos de residuos al año. Es una cantidad enorme de residuos que no se generarán.

De hecho, una de las principales ventajas de las copas menstruales es éste: es una opción totalmente ecológica para tu higiene.

 

Puedes usarla más tiempo

 

El tiempo de uso de cada tampón es de entre 4 y 6 horas, dependiendo del flujo. Tener un tampón más tiempo que ese, acarrea riesgos de contraer en síndrome del shock tóxico (TSS).

En cambio, puedes hacer uso de tu copa menstrual hasta 12 horas. Esto te da más tiempo, casi el doble, que un tampón o compresa.

 

Evita olores

 

No tendrás que preocuparte por el olor menstrual desagradable que se produce en ocasiones, ya que el líquido no se expone al aire como sí sucede con las compresas y los tampones.

 

Es mucho más cómoda

 

Se inserta como un tampón y se queda completamente en el interior de la vagina, sin hilos, ideal si te gusta practicar deportes y en verano. En realidad, es como si no llevaras nada.

Tampoco tendrás que llevar recambios ni te ocurrirá que te quedes sin ellos en el momento menos esperado. La copa menstrual se reutiliza: la usas, la esterilizas, la guardas, y la vuelves a usar en el próximo ciclo.

 

Cuida de tu salud

 

Otra ventaja de la copa menstrual es te cuida no solo disminuyendo notablemente que contraigas el síndrome de shock tóxico. Hace mucho más que eso.

Cuando usas el tampón, éste absorbe junto con la sangre, casi todos los líquidos vaginales, provocando sequedad en el interior de la vagina. Esa sequedad puede alterar el equilibrio en el pH de tu vagina.

No solo eso, tu cuerpo absorbe perfumes, aromas artificiales y demás químicos mientras lo usas.

La copa menstrual mantiene el equilibrio de tu vagina, ni tiene elementos químicos.

 

Convive con el DIU

 

Hasta hace poco se desaconsejaba el uso del DIU junto con la copa menstrual, sin embargo, un estudio del 2012 concluyó algo muy interesante y útil, se pueden utilizar la copa menstrual y el DIU al mismo tiempo.

 

Desventajas de la copa menstrual

 

Desde luego, la perfección no existe y la copa menstrual no es una excepción.

Sí, goza de muchísimas bondades y es muy recomendada en todos los aspectos: salud, economía, ecología y comodidad, sin embargo, tiene ciertos inconvenientes:

  • A algunas mujeres les resulta sumamente incómodo y desagradable su limpieza, aunque es algo que suele superarse con la costumbre.
  • Las mujeres más jóvenes y las que nunca han tenido relaciones sexuales pueden tener dificultades para insertar la copa menstrual.
  • Si tienes un DIU colocado, pregunta a tu ginecólogo si lo recomienda para tu caso concreto, ya que podrían alcanzarse los hilos del DIU y moverlo al colocar la copa.
  • Algunas veces resulta incómodo debido a alteraciones anatómicas como fibromas o útero caído.
  • Aunque pueda parecer sencillo el uso diario de la copa menstrual, a algunas mujeres les parece un proceso complicado el colocarla, sacarla, limpiarla, sujetarla de forma correcta, vaciarla, esterilizarla.
  • La mayoría de las copas menstruales están hechas de materiales libres de silicona médica. Para algunas personas, existe la posibilidad de que la silicona o el material de goma puedan causar una reacción alérgica.

 

¿Es la copa menstrual la mejor opción para ti?

 

Como hemos visto, la lista de ventajas de la copa menstrual es enorme y muchos expertos en diferentes ámbitos la recomiendan. También existen algunas desventajas, especialmente si eres alérgica al material o tienes alguna característica anatómica que dificulte su uso.

¿Es la mejor opción para ti? Sólo lo sabrás si la pruebas.