Histeroscopia para tratar la esterilidad. Cuando nos encontramos con una mujer con dificultades para conseguir el embarazo, el primer paso es realizar un estudio en profundidad. El estudio del factor femenino es indispensable valorar cómo se encuentran los órganos implicados en la reproducción.

Así, en la primera revisión realizamos una inspección vaginal y una citología cérvico vaginal que nos aportarán datos del funcionalismo ovárico, de la morfología celular y descartará patologías infecciosas.

La ecografía abdominal y transvaginal es la herramienta más importante para la primera valoración tanto morfológica como funcional del útero, ovarios y trompas.

Con la ecografía podremos descartar cualquier patología anatómica del canal cervical, cavidad uterina, endometrio, miometrio, trompas, ovarios y fondo de saco.

 

 ¿Qué es una histeroscopia?

La histeroscopia es una técnica que utilizamos en el diagnóstico y tratamiento de patologías funcionales y anatómicas de la cavidad uterina relacionadas con la esterilidad.

Así, a nivel del canal cervical podremos encontrar adherencias, resaltes y trayectos tortuosos que pueden complicar la transferencia embrionaria.

La cavidad endometrial puede estar comprometida por una alteración del desarrollo, útero bicorne, útero septado o por la presencia de pólipos o miomas, sinequias (Síndrome de Asherman), cuerpos extraños.

histeroscopia qué es                Histeroscopia para tratar la infertilidad

El miometrio o musculatura uterina puede presentar miomas que deforman la cavidad, adenomiosis  (tejido endometrial en el espesor del endometrio) .

 

¿Cómo se utiliza la histeroscopia para tratar la esterilidad?

Mediante un instrumento óptico visualizamos el interior de la cavidad uterina valorando las patologías sospechosas que nos ha aportado la ecografía, histerosalpingografia, histerosonografia y la biopsia de endometrio.

Histeroscopia diagnóstica

Nosotros la realizamos en fase premenstrual cuando queremos valorar la fase secretora del endometrio o un proceso inflamatorio (endometritis).

Cuando la indicación es el diagnóstico de anomalías anatómicas tumorales o mal formativas de la cavidad se realiza en fase folicular incipiente.

La histeroscopia diagnostica se realiza en consulta con una óptica de 3.8 mm  sin anestesia y con dilatación de la cavidad mediante suero fisiológico.

En posición ginecológica introducimos la óptica valorando vagina, cuello uterino, canal endocervical y cavidad uterina.

 

Histeroscopia quirúrgica                     Histeroscopia ginecológica

Si localizamos una patología cuya resolución no produzca dolor, añadimos una pequeña vaina a través de la cual introducimos una tijera que permitirá el tratamiento de la misma.

 

Histeroscopia quirúrgica:

Cuando existen otras alteraciones como septos, miomas submucosos, pólipos de base de implantación amplia o sinequias (Síndrome de Asherman), utilizamos sedación previa a la dilatación cervical y un histeroresectoscopio que permite mediante un asa electro quirúrgica la eliminación y corrección de estas lesiones.